I - eu - io - ich - je - yo

 

 

    

 

 

Practico la fotografía en su acepción más etimológica,

 

es decir, escribir o representar con luz.

 

Técnicamente lo que cambia es que trabajo sin cámara, o mejor dicho,

 

dentro de la cámara oscura, y de la forma más primitiva y pura.

 

Sin películas, sin comprimir las imágenes, sin lentes,

 

 la luz incide directamente sobre el papel fotografico.

 

A veces salgo al aire libre, en las noches de luna nueva,

 

en paisajes sin contaminación lumínica,

 

entonces, directamente la oscuridad es la camara.

 

Utilizo maquinas de fumigar de esas que se cuelgan en la espalda -

 

o las manos, para revelar y fijar.

 

También utilizo los rayos x - la escultura - La instalación - la infografía 3D,

 

video y cualquier herramienta que me permita expresarme.

 

 

 

 

 

  La huella es cóncava,  una escultura psíquica, un vacío que se habita con la mirada .

 

nos guiamos desde siempre por huellas, excitan en todos los  sentidos nuestra imaginación.

 

Huellas que son moldes de  ausencias, vacíos que rellenamos con nuestro vacío.

 

 Una poética de la ausencia, una energía que mueve el mundo.

 

 

 

  Si miras al sol directamente y pones la palma de la mano entre el sol y tus ojos, 

 

manteniendo la mirada a contra luz sobre la mano durante unos segundos,

 

ocurrirá que al cerrar los ojos tendrás una imagen grabada,

 

de la mano en el cerebro, durante un rato,

 

una imagen que seguramente fue, la primera foto,

 

el primer símbolo,  la primera letra que el ser humano interpretó en la caverna.